Fine art america

Art Prints Art Prints

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Victor Valera (II)




Biografía y obras:
Nació en Maracaibo, estado Zulia, el 17 de febrero de 1927. Estudió en la Escuela de Artes Plásticas de Caracas hasta 1950, fecha en que empezó a asistir al Taller Libre de Arte. En 1950 regresó a Maracaibo para trabajar con Jesús Soto en la Escuela de Artes Plásticas que este último dirigía. Por esta época marchó a París, donde frecuentó el taller de arte abstracto de Vasarely y Dewasne y comenzó a experimentar en formas ópticas resueltas sobre un plano. De regreso en Caracas, en 1956, adoptó el hierro para su obra, convirtiéndose en uno de nuestros primeros escultores en emplear este material. Efectuó por entonces varios murales para la Ciudad Universitaria de Caracas y sus primeras obras exentas fueron colocadas en la Urbanización 23 de Enero. En 1966 su obra formó parte del envío venezolano a la Bienal de Venecia y al año siguiente realizó una gira por Estados Unidos. En 1970 inició su labor docente en la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas. En 1958 obtuvo el Premio Nacional de Escultura en el XIX Salón Oficial, en Caracas. Sus exposiciones individuales más importantes se han celebrado en el Ateneo de Caracas, 1965; Sala Mendoza, 1966; Estudio Actual, 1969, 1974, 1975, 1980; Centro de Bellas Artes de Maracaibo, estado Zulia, 1973; GAN, 1982; Galería Durban, 1985. En Bogotá, Colombia, expuso en la Biblioteca Luis Ángel Arango, 1974. Se hizo acreedor también del primer premio del II Salón D'Empaire, Maracaibo, 1956; del primer premio del Salón Arturo Michelena, Valencia, 1972 y en 1982 ganó el primer premio de la I Bienal Nacional de Escultura, Francisco Narváez, Porlamar, estado Nueva Esparta.
Bibliografía: www.bcv.org.ve














miércoles, 18 de noviembre de 2009

Bárbaro Rivas



Biografía y obras:

Bárbaro Rivas (Petare, Venezuela, 4 de diciembre de 1893 - 12 de marzo de 1967) es considerado un pintor ingenuo, principalmente debido al hecho que careció de una educación formal. Fue un niño expósito, entregado para su crianza a un honorable matrimonio de Petare, del que recibió los principios y la práctica de la fe católica.

En 1925 descubrió la pintura y realizó sus primeros murales para fachadas y zaguanes de Petare. Sin embargo, no siempre fue pintor, teniendo muchos trabajos, entre ellos, peón de ferrocarril y pintor de brocha gorda, antes de ser descubierto. En 1937 estableció su vivienda y taller en una casa situada a un costado de la iglesia del Calvario, en Petare.

En 1949 el crítico Francisco Da Antonio identificó sus primeras obras, presentadas luego por primera vez en una colectiva, junto a las de otros pintores ingenuos, en la exposición "Siete Pintores Primitivos y Espontáneos de Petare" (Bar Sorpresa, de Petare), en 1954.

En 1956 fue revelada su obra en una exposición individual celebrada en el Museo de Bellas Artes de Caracas, Venezuela.

En 1957 sus trabajos fueron incluidos en el colectivo enviado a la Bienal de Sâo Paulo en representación de Venezuela. Allí recibió una mención honorífica adjudicada a título de artista ingenuo. Obtuvo el Premio Arístides Rojas del Salón Oficial de Arte Venezolano en dos oportunidades, en 1956 y en 1960. En ese mismo concurso, en 1963, ganó el Premio Federico Brandt. En 1967 representó a Venezuela en la exposición "Ingenuos Actuales de América", efectuada en el Museo de Arte Moderno de Madrid.

Su trabajo artístico ha sido comparado con los imagineros coloniales, a causa del profundo sentimiento religioso de su obra, un vestigio sin duda inculcado por la familia que se encargó de su crianza. No queda duda que su semblanza humilde evidencia la tipología de sus personajes y el ambiente de su peculiar obra están tomados de Petare donde siempre vivió.

Su peculiar e intuitivo uso de los colores vivos empleados por zonas definidas por contornos sinuosos o lineales, figuras y objetos superpuestos sin guardar escala entre sí, reiterado simbolismo del paisaje, con dentadas montañas cuyos dramáticos arabescos contrastan con cielos grises, llenos de ángeles torpes, nubes y aves.

Por ende, su valor como creador radica principalmente en su inconfundible estilo de formas, temas, colorido, líneas y composición, valiéndose sólo de la pura intuición y en perfecta sintonía con la ingenua autenticidad de su espíritu inocente y visionario.

En 1993, con motivo del centenario de su nacimiento, se llevó a cabo en la Galería de Arte Nacional de Venezuela una exposición retrospectiva de su obra.

Bibliografía: Wikipedia












miércoles, 11 de noviembre de 2009

José Requena (1913-2008)



Biografía y obras:

Hijo de la unión matrimonial entre Alberto Requena y Mercedes Calles de Requena, nace el 01 de noviembre del año 1.913 en el pueblo de San Casimiro, estado Aragua, donde transcurre su infancia hasta que en el año 1.918, su familia se traslada a la Guaira para luego residenciarse en Caracas, donde su padre se dedicó al oficio de boticario.

Pretendiendo que el hijo siguiera sus pasos, lo hizo aprendiz de farmacia, oficio con el cual adquirió nociones básicas sobre Química muy útiles en el proceso de separación del color una vez que ingresó a la Escuela de Artes Plásticas de Caracas hacia el año 1.931, dejando atrás definitivamente la idea de estudiar farmacia en la Universidad Central de Venezuela.

Allí recibió una sólida formación y vivió en carne propia las profundas transformaciones artísticas a partir del año 1.936 de la mano de sus maestros pertenecientes al círculo de Bellas Artes, entre quienes se cuentan Edmundo Monsanto, Marcos Castillo, Rafael Monasterios, Armando Lira, Cruz Alvarez García, López Méndez y Carlos Otero y al lado de sus compañeros de clases: Gabriel Bracho, Cesar Rengifo, Julio Cesar Rovaina, Héctor Poleo, Pedro León Castro, Elbano Méndez Osuna, Ventura Gómez, entro otros importantes artísticas plásticos venezolanos.

La formación recibida por el maestro José Requena determinó su desarrollo como pintor y educador, en el sentido de que es en la recién creada “Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas” que se formó integralmente, siendo parte de un interesante ensayo en el cual se le
preparó como profesor de Educación Artística, constituyendo su primera experiencia pedagógica su paso por el Liceo Andrés Bello de Caracas.

Egresa de la Escuela de Artes en el año 1.940, continuando con una faceta de su trabajo que se había iniciado en los años de estudiante, cuando para costear sus estudios se dedicó a la preparación de colores que vendía entre sus amigos y realizando trabajos escenográficos decorativos y de publicidad, con los cuales obtuvo importantes reconocimientos como el de la Exposición Industrial de Caracas en el año 1.943. En esta época realiza montajes escenográficos para obras llevadas al teatro como: “Doña Barbara” de Rómulo Gallegos y “Bodas de Sangre” de García Lorca.

En 1.947 se hizo presente en el V Salón “Arturo Michelena” de Valencia, donde obtuvo el premio “Ateneo de Valencia”. Ya en el año 1.949 se encuentra en el estado Lara, específicamente en la población de Aregue, dedicado a la realización de las pinturas murales de este importante templo larense. En el mes de Septiembre, a solicitud de uno de sus maestros de la Escuela de Artes de Ca
racas, el pintor Francisco Reyes García se encarga de la conducción de la Escuela de Dibujo fundada por él y el gran pintor larense Rafael Monasterio.

Este ha sido el escenario fundamental donde el artista desarrolló una larga y productiva actuación dedicada a la enseñanza del arte en la región por espacio de casi veinte años, sorteando diferentes dificultades gracias a la creatividad y el trabajo productivo, razón por la cual ha sido considerado “El pintor más representativo de la Escuela Realista Larense
y un maestro indiscutible de la pedagogía artística”· (Calzadilla, J. 1.999).

Su trabajo permanente ha quedado expresado en ilustraciones para libros y revistas, realización de murales en diferentes instituciones educativas y culturales, organización de diferentes exposiciones con su alumnos: en el Museo de Bellas Artes de Caracas (1.952), el Salón de Pintura Joven (1.953). De igual manera participa en la creación del salón “Julio T. Arce” (1.954), en el cual obtuvo en el año 1.955, el segundo premio, correspondiendo el primero al maestro Monasterio.

En el año 1.957 es premiado con la distinción “José Gil Fortoul” en III salón “Julio T. Arce”, y en Maracaibo le es otorgada mención honorífica en el salón D`Empaire. Para 1.958 formó parte del taller de arte realista junto a importantes artistas como Gabriel Bracho y Jorge Arteaga. En sucesivos momentos intentó crear el museo de arte para la ciudad de Barquisimeto no encontrando buena acogida ante las autoridades regionales.

En 1.967 se retira de la dirección de la Escuela de Artes Plásticas Martín Tovar y Tovar con el reconocimiento de sus alumnos y de la comunidad larense y nacional. Desde este año se mantuvo activo en el mundo de la pintura donde sin duda alguna ha ganado un espacio propio entre los grandes maestros de la pintura venezolana contemporánea.


Bibliografía: www.elimpulso.com/enciclopedia/personajes









miércoles, 4 de noviembre de 2009

Juvenal Ravelo



Biografía y obras:

Artista Plástico venezolano (Caripito, Venezuela 23 de diciembre de 1931), que se ha destacado en la tendencia del arte cinético.

Estudió en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas, además de la Escuela de Artes Plásticas Martín Tovar y Tovar de Barquisimeto, Venezuela. Fue profesor en la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas. En 1964 viajó a Francia para aprender sobre el arte abstracto y el constructivismo. Durante su estadía, asistió en La Sorbona a los seminarios sobre la sociología del arte impartidos por Pierre Francastel y Jean Cassou.

Luego de su regreso a Venezuela, comenzó a desarrollar propuestas destinadas a la integración comunitaria al hecho artístico, lo que desde su perspectiva propiciaría un cambio en el ser humano al realizar obras de arte en plena calle, con lo que buscaría desarrollar la sensibilidad estética de los ciudadanos comunes y corrientes. Ravelo denomina su concepto como Arte de participación en la calle.

Su proyecto de «museo al aire libre» comenzó en su localidad natal, donde desarrolló los Módulos Cromáticos. En la creación de éstos Módulos contó con la participación de los habitantes y los transeúntes pertenecientes a las localidades donde presentó sus proyectos, como parte esencial de su propuesta. Uno de los Módulos Cromáticos más destacados es el que se ve a lo largo de la Avenida Libertador de Caracas, se ha hecho acreedor del PREMIO NACIONAL DE ARTES PLÁSTICAS 2008, otorgado por el Ministerio del Poder Popular para la cultura.

Bibliografía: Wikipedia