Fine art america

sábado, 23 de mayo de 2009

Gaudi Esté



Biografía y Obras:

Nació en Los Teques, Estado Miranda, Venezuela, en 1968 viaja a Inglaterra y estudia pintura en el Politécnico de Richmond (USA) hasta 1969. Entre 1972 y 1976 cursa Arte Puro y cerámica en la escuela de artes plásticas Cristóbal Rojas de Caracas, posteriormente (1978- 79) estudia escultura en la misma escuela.

Durante esta época se dedica a la carpintería y a la artesanía instalando una fábrica de juguetes didácticos realizados en madera. A partir de esta experiencia la madera será el material por excelencia para su obra. La caoba, el samán y el cedro, así como tintas y pátinas de colores son los elementos básicos para la realización de sus piezas. En sus inicios talla figuras robustas, pintadas y dibujadas a veces con todos los detalles, que muestran la familia, sillas y personas, hombres y mujeres, para luego representar animales domésticos como gatos, perros y después caballos con rostros humanizados.

A comienzos de 1990 quemaba la madera, y la frotaba con cepillo de alambre para lograr texturas ásperas, y dejar evidencia de los colores y empates de la madera. No resulta extraño decir que Gaudi, en su proceso a pesar de ir pasando desde seres humanos hasta seres animalizados, fue también pasando desde seres masivos aplanados y anónimos hasta seres mucho más personales expresivos e intensos. "El hombre dejó de ser plano y liso, o dejó de ser volumen simple y redondo, para pasar a ser volumen tallado y precisado. Dejo de ser masa, grupo, colectivo, anónimo y pasa a ser él, individuo característico, preciso y uno. Si una de sus características de Gaudi era el anonimato del colectivo frente a la individualidad, es necesario recordar que su otro gran tema es el poder, los poderosos y los sumisos, los agresores y los agredidos" (Maria Elena Ramos, 1997). De sus obra la GAN posee en su colección dos obras la cual una de ellas Dos mujeres con Perro, fue con la que obtuvo la premiación en el I Salón Nacional de Artes Plásticas en 1988.

Actualmente la artista se encuentra en la cima de su nivel productivo, luego de un desarrollo sostenido y coherente con la escultura. Gaudi ha encontrado en la madera sensibilidad y madurez en el lenguaje, manejo del oficio, goce con las texturas y formas. Finalmente, una proposición propia que la aleja de sus propuestas primigenias.

Es una obra de gran fuerza, poco complaciente, que se sustenta en la fortaleza del lenguaje del cuerpo hombre animal. Existe un sincretismo entre un humano que se identifica con un animal y la de un animal que se identifica con el hombre. Gaudi vence y supera a la talla popular y la reivindica partiendo de un material noble y valiéndose de soportes y herramientas tradicionales recrea su propuesta. En primer lugar, con la madera, luego, con el metal, doblega el mismo y consigue lenguajes múltiples en su proposición, logrando una tensión constante en el rostro de los mismos y la fuerza de sus volúmenes. Hay una alusión directa a los animales que tradicionalmente acompañan al hombre: perros y caballos. También al poder. Se revela un sentimiento de fuerza interior que se traduce en la expresión del rostro y la colocación de elementos que refuerzan la forma: ruedas, clavos, bozales, elementos de fuerza.

La producción de Gaudi Esté refuerza los valores de la escultura venezolana tradicionalmente relegada por la pintura, en una mujer que desarrolla íntegramente su obra en Venezuela. Gaudi ha sido persistente en su presencia en los salones nacionales, exposiciones individuales y colectivas. Siempre ha salido airosa porque la fuerza personal está presente en unos seres que luchan por liberarse o simplemente se doblegan ante su amo.

Su exitosa participación en el reciente concurso sobre la Escultura Monumental "Homenaje a la Patria" del Campo de Carabobo, en la cual representa a un grupo de centauras que expresan sentimientos de magnanimidad patrios, es un nuevo reconocimiento que se suma a los muchos que ha obtenido una escultora venezolana con méritos suficientes para ser postulada al Premio Nacional de Artes Plásticas.

Bibliografía: Beatriz Sogbi, Critico del A.I.C.A (Asociación Internacional de Críticos de Arte)

www.gaudieste.com